jueves, 10 de enero de 2013

Episodios Patagónicos en la revista Noche Polar 45


“La sombra” Como dice el dicho popular: “las brujas no existen, pero que las hay, las hay”. Se dice que esos brujos o brujas presentes en todo el territorio patagónico, para concretar sus oficios, entran en tratativas con malévolos seres de las tinieblas. Es por ello que quienes se aventuren a transitar cerca de sus viviendas, puedan sentirse perturbados por etéreas presencias amenazantes, o directamente toparse con la aparición de una. Suelen manifestarse como una sombra oscura, con matices que apenas permiten entrever una silueta de aspecto humanoide. No dañan al caminante casual, salvo el provocarle un susto indescriptible y pesadillas por las noches. Los seres oscuros regresan a su hábitat cuando muere el brujo que los convocó. El fin del brujo dedicado a las artes oscuras, siempre suele ser  trágico, acorde con sus prácticas.